Energías Renovables
5 minutos de lectura

¿Qué son las energías limpias y sustentables?

La generación sustentable de energía eléctrica ha revolucionado las formas de consumo energético al permitir el aprovechamiento de las fuentes de energía limpia, es decir, aquellas que proveen a los seres humanos este recurso de forma natural y que forman parte del medio ambiente.

Descubre qué es la energía sustentable

Las energías renovables son una fuente de energía limpia e inagotable que permiten a la humanidad reducir su impacto en el medio ambiente al garantizar el desarrollo sostenible de las sociedades y son la mejor alternativa a los combustibles fósiles y la energía nuclear. La generación de energía limpia es muy importante, tanto para el medio ambiente, como para el desarrollo, ya que reduce la contaminación ambiental, el calentamiento global, la emisión de gases de efecto invernadero y ayudan a combatir el cambio climático.

La diferencia entre las energías limpias y contaminantes radica en que la energía sustentable, a diferencia de las fuentes no renovables, proviene de fuentes de energía sustentable, como el sol y el aire. Por ello se consideran fuentes de energía limpia inagotables, una de las principales características que convierten a todas las energías renovables en recursos elementales para el desarrollo sostenible del planeta.

¿Cuáles son las energías sustentables?

Un aspecto fundamental para saber lo que son las energías limpias y sustentables, así como cuáles son los tipos de energía limpia es que estos provienen de fuentes renovables. Los principales tipos de energía sustentable son la energía solar, la eólica, la hidráulica y la geotérmica. Estos tipos de energías limpias provienen de recursos naturales renovables e inagotables y producen energía sin emitir dióxido de carbono (CO2), el cual está relacionado con el efecto invernadero, ya que absorbe gran parte de la radiación solar y la retiene cerca de la superficie terrestre, con lo que produce un calentamiento progresivo en ella.

La energía solar es aquella que se obtiene de la luz o el calor del sol a través de paneles o espejos y sirve para la producción de energía eléctrica o de calor. Se trata de una fuente inagotable y renovable. Asimismo, la energía fotovoltaica transforma la luz solar en electricidad a través de tecnología basada en un efecto fotovoltaico, es decir, cuando la radiación del sol llega a una célula fotoeléctrica de dichos paneles y hay una diferencia entre las dos caras de la célula, lo que genera una corriente eléctrica.

Más ejemplos de energía limpia y renovable

Otros 3 ejemplos de energía renovable son la eólica, la hidráulica y la geotérmica. La energía eólica es una fuente de energía renovable que genera electricidad utilizando la fuerza del viento y son los aerogeneradores los aparatos a través de los cuales convierte el aire en energías limpias y renovables.

Asimismo, la energía hidráulica se obtiene al aprovechar las energías cinética y potencial que contiene el agua, ya sea en las corrientes o en los saltos de agua naturales. Mediante este proceso de producción de energías alternas sustentables, la caída del agua logra convertirse en energía cinética.

Por su parte, la energía geotérmica es una energía renovable que se obtiene al aprovechar el calor del subsuelo, de donde se obtiene agua caliente que logra convertirse en energía limpia y renovable. Aunque esta fuente de energía no es muy conocida es también una de las alternativas de energía renovable que actualmente se utilizan alrededor del planeta.

Otro de los tipos de energías sustentables es la bioenergía, cuya fuente de producción es la biomasa y se obtiene a través de la combustión de esta última, de plantas de biogás y biocarburantes.

Energías renovables y sus usos


¿Te preguntas para qué se utiliza la energía renovable? Al no generar un impacto al medio ambiente, se prevé que el uso de la energía renovable sea cada vez mayor conforme avance la tecnología para incrementar su producción y disminuir sus precios, haciéndola más accesible para toda la población. Sin embargo, es un hecho que hasta la fecha, su uso ya se ha extendido, y se aplica en ámbitos tanto domésticos como industriales.

En este sentido, todos los tipos de energías limpias y renovables que se enumeraron en el apartado anterior, se utilizan para obtener electricidad, y en el caso de la solar, la geotérmica y la bioenergía, estas también se utilizan para calefacción y refrigeración e incluso para el transporte.

Conoce más sobre el uso de energías alternativas en nuestro blog



Contáctanos