Ahorro de Energía
5 minutos de lectura

Cómo almacenar energía eléctrica en una batería de litio ha cambiado al mundo

Las baterías de litio fueron creadas en 1985 y su versión comercial comenzó a venderse en 1991. Desde entonces han revolucionado la vida de todos los seres humanos al formar parte de los avances tecnológicos que contribuyeron a desarrollar y expandir alrededor del mundo la comunicación inalámbrica. Además,son fundamentales para reducir el uso de combustibles fósiles y para aumentar la capacidad de almacenamiento de energía eléctrica.

En todo el mundo las baterías de ion litio mejoran la vida de las personas, pues su tecnología permite llevar a cabo con mayor facilidad procesos tan cotidianos como escuchar música, estudiar, trabajar y comunicarse de forma remota. Sin ellas, nada sería igual a lo que conocemos hoy. Tan importantes han sido los beneficios de las baterías de litio para la humanidad, que sus creadores, John B. Goodenough, Akira Yoshino y Stanley Whittingham ganaron en 2019 el Premio Nobel de Química, otorgado por la Real Academia de las Ciencias de Suecia.

¿Cómo lograron almacenar energía eléctrica en una batería de litio?

El Premio Nobel para los creadores de las baterías de litio fue más que merecido.Todo comenzó en la década de los 70, cuando Stanley Whittingham investigaba métodos para que las tecnologías energéticas dejaran de depender de los combustibles fósiles. Al examinar a los superconductores encontró el disulfuro de titanio, un material rico en energía con el que creó un cátodo en una batería de litio, mientras que el ánodo era parcialmente de litio metálico, material con un fuerte impulso para liberar electrones.

Dicho descubrimiento tuvo como resultado una batería con gran potencial (más de dos voltios), pero muy explosiva, por lo que era poco segura. Entonces Goodenough continuó la búsqueda de un cátodo más adecuado, y en 1980 utilizó óxido de cobalto, con el cual se podían producir hasta cuatro voltios, un avance que permitiría la creación de baterías más potentes.  

En 1985, Akira Yoshiko creó la primera batería de iones de litio comercial. Su descubrimiento tuvo como base hallazgos previos del físico alemán-estadounidense John B. Goodenough y del químico británico-estadounidense Stanley Whittingham. Yoshiko utilizó como base el cátodo descubierto por Goodenough y como ánodo usó coque de petróleo (material que puede intercalar los iones de litio), lo que derivó en una batería ligera y sobre todo muy resistente y con capacidad de recargarse cientos de veces, ya que los iones de litio fluyen de un lado a otro entre el cátodo y el ánodo.

Un nuevo mundo de baterías recargables y almacenamiento de energía

La batería de iones de litio de Yoshiko resultó segura y funcional para almacenar energía eléctrica. Desde entonces, el uso de las baterías de litio en el almacenamiento de energía eléctrica ha tenido un avance vertiginoso y actualmente no solo se utilizan en dispositivos electrónicos portátiles o teléfonos celulares, sino que también resultan fundamentales en el desarrollo de autos eléctricos y para el almacenamiento de energía eléctrica de empresas, negocios, dependencias de gobierno, entre otros. Además, son un gran complemento para fuentes renovables como energía eólica y solar.

La electricidad es vital para el desarrollo de las sociedades y sin las baterías no es posible utilizarla de forma eficaz. Por esta razón, los sistemas de almacenamiento de energía en baterías de iones de litio como el de Quartux son plataformas que aprovechan la capacidad de estas baterías para guardar energía eléctrica, además de contar con un software con inteligencia artificial que permite gestionar el consumo de energía y administrarlos ciclos de cargas y descargas en tiempo real.

Quartux, el mejor sistema de almacenamiento de energía

Las baterías de ion litio como las utilizadas por la plataforma de Quartux (empresa mexicana líder en el sector de almacenamiento de energía eléctrica) se han convertido en uno de los descubrimientos más importantes de la humanidad. Estas baterías forman parte de un nuevo modelo de desarrollo sostenible, tienen una vida útil de aproximadamente 20 años y, gracias a los avances de la industria, sus costos se han reducido considerablemente en los últimos años.

Quartux se ha posicionado como la opción ideal para garantizar que el uso y aprovechamiento de la energía sea mucho más duradero, sin desperdicios, costos elevados, ni daños al medio ambiente. La instalación de su plataforma genera ahorros de hasta 40% en los costos del recibo de luz y reduce las emisiones de dióxido carbono. Con más de 100 mil horas de operación, ha logrado disminuir más de 2200 kW por cada Mw evitado.

Esta innovadora empresa tiene presencia en más de 10 estados y cuenta con un equipo de 120 ingenieros altamente especializados en el sector energético. Sus sistemas se diseñan con base en las necesidades de cada cliente y se han instalado tanto en el sector público, para dependencias que tienen un alto consumo de energía, como en el privado, en industrias como la textil, manufacturera, centros comerciales, farmacéuticas, en el sector hotelero, entre otros.

Conoce más sobre almacenamiento de energía en nuestro blog

Foto de portada: Kristoferb, CC BY-SA 3.0 <https://creativecommons.org/licenses/by-sa/3.0>, via Wikimedia Commons

Contáctanos